RL dirige la transformación sostenible del histórico CAR de San Cugat

 
La mayor cuna de deportistas olímpicos, con 320 residentes y 220 técnicos, rebajará más de un 30% su consumo energético y sus emisiones después de la intervención
 

22/05/2024. Ruiz-Larrea Arquitectura, estudio referente en sostenibilidad y patrimonio con sede en Barcelona, Madrid y Sevilla, ha sido elegido por Infraestructures de la Generalitat de Catalunya para diseñar y dirigir la transformación energética del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), en la que será la mayor intervención relacionada con la sostenibilidad de la historia del complejo.

El proyecto abarca los 28.000 m2 del edificio central, la residencia y los tres pabellones de gimnasia. Su modernización rebajará la demanda energética y aumentará su confort, eliminando las disfuncionalidades (pérdidas de frío y calor, falta de estanqueidad, problemas de climatización, ineficacia de los sistemas, exceso de demanda y gasto energético) que arrastran los edificios. Ruiz-Larrea realizará las mejoras estructurales y técnicas que permitan reducir un 30% el consumo de energía primaria no renovable, como mínimo. El proyecto culminará con la certificación energética del CAR.

Intervención en cuatro fases

Los trabajos de arquitectura comprenderán, en primer lugar, la auditoría de la demanda energética actual para conocer el estado del complejo. En base a esta información, se acometerá la rehabilitación y mejora de las envolventes, fundamental para evitar pérdidas de temperatura. También, se sustituirá la climatización para crear un sistema de máxima eficiencia que garantice el mayor rendimiento con el consumo más reducido posible. Por último, se mejorarán las placas de generación fotovoltaica para que el CAR aumente su independencia mediante la autogeneración de energía, contribuyendo así a rebajar la factura y a eliminar gran parte del CO2 asociado a su funcionamiento.

El proyecto adjudicado por Infraestructures responde al Plan Energía Deporte 2.0 de los Fondos Europeos Next Generation. La transformación comenzará en la segunda mitad de 2024 y tendrá un presupuesto máximo de 7 millones de euros.

Para Joaquín Angulo, director de Estructuras de Ruiz-Larrea Arquitectura y responsable de los trabajos, este proyecto significa “la oportunidad de que el CAR se coloque a la cabeza de una nueva generación de infraestructuras públicas sostenibles, capaces de alcanzar el confort con la menor inversión de recursos y de reducir significativamente su huella de carbono”. “El CAR Sant Cugat es una referencia mundial. Es un honor intervenir en un complejo que, si bien ha ido reformándose poco a poco, aún tenía pendiente la irrenunciable tarea de cumplir con las exigencias energéticas, ambientales y, por qué no decirlo, humanas del siglo XXI”, añade el arquitecto.

“En un momento en el que Cataluña sufre los efectos de la sequía agravada por el calentamiento global, es nuestra obligación trabajar de la mano de las administraciones públicas para que los edificios reduzcan al mínimo las emisiones contaminantes que aceleran el cambio climático. El CAR va a ser un ejemplo de edificio comprometido con los usuarios y con el medio ambiente”, concluyó Angulo.


SANT CUGAT: LA CUNA DE LOS OLÍMPICOS

El CAR de Sant Cugat es la cuna del olimpismo español. Creado en 1987 como centro de tecnificación para la alta competición, su papel fue fundamental en el éxito en los Juegos de Barcelona 92, cuyo récord de 22 medallas y 41 diplomas para nuestros deportistas no ha sido superado hasta la fecha. En total, este centro de elite ha brindado más de medio centenar de medallas olímpicas y paralímpicas.

Por sus instalaciones han pasado, por ejemplo, Jennifer Pareja, mejor waterpolista del mundo en 2013; el gimnasta y doble oro olímpico Gervasio Deferr; la tenista Arantxa Sánchez Vicario, plata y bronce en Barcelona 92 y Atlanta 96; el campeón de waterpolo Manel Estiarte; o la laureada nadadora Erika Villaécija. Entre los atletas internacionales que lo han visitado están Serguei Bubka, Javier Sotomayor o Merlene Ottey.

El CAR acoge hoy a más de 320 deportistas residentes supervisados por 220 técnicos y profesores de alto nivel. En sus instalaciones, pronto mejoradas gracias a las obras que se acometerán este año, entrenan nuevas generaciones de campeones, con nombres como los de los escaladores Lau y Lluc Macià, los palistas de tenis de mesa adaptado Álvaro Valera y Jordi Morales; los campeones del mundo de trampolín por equipos David Franco y Andrés Martínez; el piloto campeón del Dakar en categoría T4 Oriol Mena; los nadadores paralímpicos Jacobo Garrido y Toni Ponce o el bronce mundial de taekwondo Joan Jorquera. Noruega, Francia, Alemania o Canadá envían a deportistas y técnicos a Sant Cugat para realizar concentraciones o formarse.


RUIZ-LARREA, PATRIMONIO E INNOVACIÓN

Ruiz-Larrea Arquitectura es una empresa líder en sostenibilidad, patrimonio e innovación constructiva en proyectos de obra nueva, rehabilitación o transformación de activos internacionalmente reconocida. Es pionera en el desarrollo y aplicación de nuevos sistemas de edificación sostenible e industrializada, disminución radical de la demanda energética y arquitectura saludable y corresponsable, soluciones que desarrolla desde su laboratorio de innovación R_lab.

Ruiz-Larrea ha firmado trabajos como el nuevo headquarters de la farmacéutica Sanofi en Barcelona, la sede corporativa de Vueling en Viladecans, la sede logística y de operaciones de la misma aerolínea en el aeropuerto de El Prat o el centro de producción audiovisual de Movistar + en Madrid. Además, es responsable de proyectos de hoteles de lujo como el EDITION Madrid (en colaboración con OAB-Ferrater) o la reforma integral del Hotel Palace de la capital, actualmente en ejecución, sin olvidar numerosos proyectos de vivienda pública y privada sostenible Passivhaus y BREEAM.

 

 

 

 

 

Más información, entrevistas o imágenes:

Ángel Calleja, director de Comunicación y Relaciones Institucionales

a.calleja@ruizlarrea.com / +34 671 150 201