Menu

Descripción

Una cabaña en el bosque: la arquitectura en el lugar.

La espléndida zona deportiva del parque deportivo de Puerta de Hierro junto al Manzanares es una de las islas verdes más sugerentes de nuestra capital. Un bosque rodeado de una fuertísima red de infraestructuras. Con una frondosidad espectacular de árboles y una organización muy racional y esponjada de las instalaciones pero en una situación algo descuidada, en muchas de ellas, constituye uno de los espacios deportivos con mayor potencial metropolitano.

Algunas instalaciones de recreo, servicios o deportivas, aunque ya están cerradas mantienen un gran valor arquitectónico como pequeñas piezas, muy de los años cincuenta-sesenta, con sus formas “modernas” y soluciones constructivas muy ingeniosas y frescas (bóvedas, láminas de hormigón, etc...) Así pues pasear por este recinto es pasear entre un frondoso bosque junto a la ribera de un río donde uno se va encontrando pequeñas piezas en los claros.

Un eje de hermosos plátanos organiza y estructura todo el recinto, situándose las instalaciones a ambos lados de este frondoso eje. Atentos a esta composición, el proyecto debe entenderse como una pieza que se incorpora como una cabaña en un claro del bosque, casi al final del recorrido, de una manera natural y paisajista.

El tiro con arco tiene su origen en tiempos ancestrales, el ser humano se enfrentaba a su destino cuando descubrió la posibilidad de cazar, el uso del arco. Desde entonces hasta hoy los arcos han evolucionado hasta llegar  convertirse en herramientas sofisticadas y de altísima precisión. Es una especialidad deportiva donde se une lo ancestral – la caza – con la precisión y la sofisticación – la evolución -.

Estos conceptos evocan, junto con términos como trayectoria, tensión, concentración, silencio, arquitecturas abstractas. No caer en la fácil o equivoca figuración formal. Crear un espacio muy preciso , con la precisión constructiva de una obra de mies (¡el siempre utilizo la metáfora del arquero en sus clases!). Que atrape el silencio. Donde la luz sea uniforme y controlada. Sin ningún aspaviento formal, con la obviedad de lo natural. Donde la estructura sea eficaz, económica y sencilla, pero no hacer un alarde de ella. Donde pequeños patios interiores y luces que maticen la interioridad del solemne momento de llegar la flecha, haga del silencio arquitectónico su mejor aliado. Por ello con la sencillez de una pequeña cabaña o cobertizo el arquero se refugia de una manera natural dentro del bosque para ensayar su tiro.

El pabellón se resuelve con 4 materiales básicos: hormigón, en el zócalo del edificio en contacto con el terreno; madera, mediante un enlistonado de madera como cerramiento del edificio integrándose en el entorno; acero en la estructura, cubierta y huecos del edificio y por ultimo la luz como modelador del espacio interior.

La iluminación, en este tipo de instalaciones es muy importante, debe ser neutra y homogénea. Esto se consigue mediante la apertura de un gran hueco corrido, en la parte alta de la fachada norte con iluminación rasante en el techo; iluminación cenital en la zona de dianas; y un gran hueco rasgado en la zona sur que incorpora el paisaje circundante.

Así es la propuesta. Un recinto de madera, un lugar seguro para practicar. Una arquitectura integrada en forma y materiales con la arquitectura predominante de los árboles que la circundan.

PABELLÓN TIRO CON ARCO

  • TIPO DEPORTIVO

  • Estado Construido

  • Localización Madrid. España

  • Programa Pabellón Deportivo

  • Año 2004

  • Promotor Instituto Madrileño del Deporte

Descripción

SHARE facebook, twitter