Menu

22/02/2016

ENCUENTROS PARA UN NUEVO MODELO URBANÍSTICO. LLANES 2016

SHARE facebook, twitter

Los próximos 5 y 6 de marzo se celebra en Llanes (Asturias) un encuentro entre expertos que trasladarán qué aspectos consideran prioritarios para el nuevo planeamiento urbanístico del municipio. César Ruiz-Larrea está invitado como uno de los ponentes en las jornadas.

El gobierno municipal de Llanes quiere elaborar un nuevo Plan General de Ordenación «cuyo fin primordial sea el cuidado de nuestro legado territorial, cultural y social». Así lo aseguraba hace unos días el alcalde Enrique Riestra y prueba de estas líneas maestras que se quieren establecer para elaborar el nuevo documento son los cinco arquitectos y urbanistas a los que se ha invitado a participar en un encuentro organizado por el Ayuntamiento los días 5 y 6 de marzo. Se trata de José María Ezquiaga, arquitecto-urbanista catedrático de planeamiento de la escuela superior de arquitectura de Madrid y una de las figuras más relevantes de planeamiento urbano en el mundo; Francisco Pol, experto en arquitectura, paisaje y territorio y gran conocedor de la realidad asturiana por sus itrabajos en el Principado; Manuel Pascual, arquitecto, diseñador y activista urbano perteneciente al colectivo Zuloark y experto en acción y participación social tanto en España como en diversos territorios europeos; Rafael Mata, catedrático de análisis geográfico experto en ordenación del territorio, medio ambiente y mundo rural; y Cesar Ruiz-Larrea, arquitecto, profesor, fundador de la Asociación de Arquitectura y Sostenibilidad de España y experto en arquitecturas sostenibles.

Estos profesionales agradecen la invitación del Ayuntamiento y ya avanzan por dónde pueden ir los planteamientos que piensan trasladar en el encuentro que tendrá lugar en Llanes dentro de tres fines de semana. «El Ayuntamiento ha decidido sondear a una serie de profesionales para que den una visión del urbanismo de Llanes desde fuera. Va a ser un intercambio de opiniones en el que participaremos gente con un claro compromiso de sostenibilidad», explica César Ruiz-Larrea. Este experto detalla que «acudimos con ánimo de ver dónde pueden estar los problemas y las fortalezas del territorio». «No hay que olvidar que el entorno de Llanes es muy especial. Es un territorio único y considero que es bueno que el Ayuntamiento pida la opinión de profesionales. Se ve que quieren hacer las cosas bien, redactar un PGO cuidado y no caer en errores. Llanes es muy frágil. Es un lugar en el que, a nivel urbanístico, hay que operar con bisturí y ser muy cuidadosos. También hay que escuchar a la gente para saber qué es lo que quieren hacer con su territorio», manifiesta este experto en arquitectura sostenible, quien añade que en Llanes él y el resto de invitados «trasladaremos lo que se están haciendo en otros lugares del mundo similares y trataremos de ayudar en la medida de lo posible».

También valora muy positivamente esta iniciativa Rafael Mata. Este catedrático de Análisis Geográfico en la Universidad Autónoma de Madrid conoce Llanes como turista y avanza que, antes de que se celebren las jornadas en el concejo, estos expertos se reunirán en Madrid para ir preparando el terreno. «Trataremos de ver cómo se puede articular un ordenamiento en torno a los valores naturales y paisajísticos de Llanes», indica. Y es que para Mata el paisaje debe ser considerado como «un elemento integrador a nivel cultural y social». «Es importante ver qué trato se le quiere dar al suelo no urbanizable, al ganadero, a las aldeas y parroquias...». Este profesor coincide con los otros invitados en que el de Llanes «es un territorio frágil que hay que tratar con sumo cuidado».

Manuel Pascual, activista urbano y miembro del colectivo Zuloark califica de «proceso inteligente» el que ha puesto en marcha el gobierno llanisco con el fin de que los arquitectos y urbanisnas que finalmente redacten el futuro PGO de Llanes «hagan proyectos relacionados con la realidad de las zonas». «En Zuloark trabajamos en cómo las intervenciones pequeñas pueden tener consecuencias globales. Nosotros proponemos una forma de urbanismo y arquitectura en la que sean los vecinos los que hagan las preguntas» y que pueden decidir qué es lo que quieren que se haga. «Trabajamos con los espacios públicos y cómo la ciudadanía puede tener participación para definir lo que se va a hacer en ese lugar», añade Pascual. Este experto aboga por un urbanismo «más eficiente económica y energéticamente y, por tanto, menos costos». «Hay que diseñar los procesos para que la ciudadanía pueda participar en lo que se va a hacer. Llegará la época en la que un PGO no lo hagan los arquitectos, como ahora, sino que se diseñen con las propuestas que realizan los ciudadanos», prosigue este activista urbano, quien insiste en que «los proyectos que nosotros ponemos en marcha desde Zuloark deben tener carácter de reversibilidad, porque en el urbanismo también se pueden cometer errores y para no dejar todo empantanado con propuestas de crecimiento del 200%».