Menu

28/11/2017

César Ruiz-Larrea explica las ventajas de la industrialización

SHARE facebook, twitter

La industrialización en la edificación es una cuestión recurrente desde hace un siglo y, sin embargo, está inconclusa: ¿es una asignatura pendiente? Se preguntaba Arturo Gutiérrez de Terán, arquitecto y director de FECEA, la fundación de estudios de calidad en la edificación en Asturias, organizadora de la Jornada sobre Edificación e Industralización celebrada el 28 de noviembre en el COAA de Oviedo. Proseguía diciendo que las ventajas de la industrialización siempre se han considerado desde la óptica económica para lograr soluciones competitivas, pero también desde la visión de la calidad, al conseguir resultados con unas prestaciones difíciles de alcanzar mediante la construcción tradicional “in situ”.

Director de RLA Arquitectos, CésarRuiz-Larrea intervino durante la jornada para apuntalar estos pensamientos con un caso concreto: el proyecto Manubuild, precediendo su charla con esta cita de Le Corbusier: “La arquitectura se encuentra en el estudio del funcionamiento de las fuerzas de la materia y no en sus formas”.

El uso de un módulo tipológico organizado a partir de una espina técnica industrializada y una banda interior que, a modo de patio, canaliza la diferencia de potencial energético entra las orientaciones norte y sur del edificio, permite una gran adaptabilidad espacial de los recintos vivideros que, liberados de los elementos móviles son susceptibles de evolucionar, adaptándose a las demandas personalizadas de los propietarios.