Menu
Se consideran puentes térmicos las zonas de la envolvente del edificio en las que se evidencia una variación de la uniformidad de la construcción, ya sea por un cambio del espesor del cerramiento, de los materiales empleados, por penetración de elementos constructivos con diferente conductividad, etc... lo que conlleva necesariamente una minoración de la resistencia térmica respecto al resto de los cerramientos.