Menu

Este concepto está basado en el uso de luz proveniente del Sol realizando una serie de aperturas en las fachadas y cubiertas de los edificios, aprovechándose de esa forma de todas las ventajasque produce el uso de este tipo de iluminación.

El ahorro de energía puede lograrse, ya sea a partir de la reducción del uso de la iluminación artificial o a partir de energía solar pasiva. Además del ahorro energético que supone el uso de la iluminación natural en un edificio, podemos conseguir mejorar el estado anímico de las personas y con ello su estado de satisfacción y confort.

La iluminación natural se considera un concepto indispensable para lograr el confort en el interior de cualquier tipología de edificio, bien sea de viviendas, oficinas, hospitalario, etc... Para garantizar la proyección de los nuevos edificios con éste parámetro, certificaciones de construcción sostenible como BREEAM, recogen en sus Manuales Técnicos los requisitos que se han de cumplir en Nueva Construcción, otorgando hasta 3 puntos en vivienda si se demuestra que tanto cocinas, como salones, comedores y estudios tienen unos "factores mínimos de luz natural" en función de la latitud del lugar de implantación, como que al menos el 870% del plano de trabajo de cada una de estas estancias reciban luz directa proveniente del cielo. Además de este tipo de certificaciones, y por considerarlo requisito indispensable para edificios sostenibles y con calidad visual asegurada, el Ministerio de Industria, recoge a través de los entes de la Energía, como es el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, Guías Técnicas como el "Aprovechamiento de la luz natural en la Iluminación de Edificios"