Menu
Es un tipo de energía renovable que se encuentra almacenada bajo la superficie terrestre en forma de calor a una temperatura constante durante todo el año. Es una energía limpia que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar de forma ecológica, permitiendo un ahorro en la factura energética y una reducción de las emisiones de CO2.

Presenta importantes ventajas respecto a otros sistemas de climatización renovables, ya que es uno de los pocos que permiten obtener refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria con la misma instalación.